105. Arce Plateado

Arce (Maple) Plateado

Acer saccharinum

Accession 12560*C

Este arce (maple) plateado fue el árbol más alto del Arboreto durante décadas, hasta que las tormentas recientes derribaron sus ramas más grandes. Traído al Arboreto en 1881, el árbol florece a principios de la primavera, produciendo pequeñas flores rojas. Para el verano, las flores se convierten en frutos alados, y brilla el dorso plateado de las hojas. En otoño e invierno, eche un vistazo a la corteza plateada del tronco.

El arce plateado se encuentra en medio del Borde de Azaleas, que fue diseñado por Beatrix Farrand, una arquitecta paisajista pionera que comenzó su práctica en el Arboreto. Obtenga más información sobre Farrand en el segmento a continuación.

Escuchen a la directora de la Biblioteca y Archivos Lisa Pearson hablar sobre las mujeres influyentes en la historia del Arboreto.


Segmento 1:

El área a cada lado de este maple (arce) plateado se llama el Borde de Azaleas. Es un tramo de camas de flores que destacan a los miembros de la familia de los brezales—arbustos que aprecian el suelo húmedo—acentuado por grandes árboles de katsura, alcornoques y este maple plateado.


El Borde de Azalea fue diseñado originalmente por Beatrix Farrand, cuya notable carrera comenzó en el Arboreto. Farrand nació el año en que se fundó el Arboreto—1872. Al principio, ella se interesó en la horticultura y comenzó una vida de estudio independiente con el director fundador del Arboreto, Charles Sprague Sargent. Gracias al apoyo de Sargent, Farrand desarrolló experiencia en diseño de paisajes en un momento en que a pocas mujeres se les permitía convertirse en expertas. Su larga carrera incluyó proyectos de diseño en la Catedral Nacional de los Estados Unidos de América y la Universidad de Yale, y fue uno de los miembros fundadores (y la única mujer) de la American Society of Landscape Architects.


En 1946, Farrand fue nombrada consultora paisajista en el Arboreto. En dos meses, ya tenía recomendaciones para un proyecto multifacético para remodelar las camas de siembra en toda el área. Las propuestas de Farrand incluyeron análisis de agotamiento del suelo, patrones de visitantes y los efectos del huracán de 1938.


Sus planes incluyeron la creación del Borde de Azalea. El diseño de Farrand agrupó plantas relacionadas de la familia de los brezos, desde arbustos bajos que prefieren tierra húmeda hasta rododendros y arándanos. Farrand trabajó para mantener la visión original de Sargent, equilibrando cuidadosamente una progresión estructurada de plantas relacionadas con la estética general del panorama.


En el 2007, partes del Borde de Azaleas fueron remodelados para incorporar nuevas especies y más especies recolectadas en el estado silvestre, aumentando la biodiversidad genética, pero respetando la visión de diseño de Farrand.  


Segmento 2:

Mi nombre es Lisa Pearson, y soy la directora de la Biblioteca y los Archivos del Arnold Arboretum.


La botánica—y, como subdivisión, el diseño del paisaje y la arquitectura de paisaje, la horticultura—era un área a fines del siglo XIX y principios del XX en la que las mujeres podían formar parte y podían formar parte de una manera profesional.


Vemos a personas como Alice Eastwood, quien fue directora del Herbario en la Academia de Ciencias de California. Vemos personas en diseño de paisaje diseñando jardines como Gertrude Jekyll en Inglaterra. Aquí en Nueva Inglaterra, tenemos personas como Beatrix Jones Farrand, quien fue una notable diseñadora de paisajes. Tenía paisajes públicos que diseñó, como en la Universidad de Yale, y lo que entonces eran paisajes privados en Dumbarton Oaks—que hoy forma parte de la Universidad de Harvard—y diseñó nuestro propio borde de Azalea aquí a finales de la década de 1940, principios de la década de 1950. Ella era una discípula de Charles Sprague Sargent. Ella estudió con él, y aprendió de él, y luego salió y diseñó hermosos paisajes.


Otras mujeres que estuvieron involucradas con el Arboreto fueron personas como Susan Delano McKelvey. Ella llego en la década de 1910. Llegó a Boston y se presentó a Charles Sprague Sargent y dijo: "Me gustaría aprender de usted". Inmediatamente la puso a trabajar limpiando macetas en el invernadero. ¡Lavando macetas! A menudo hacía cosas así a jóvenes acólitos que estarían interesados en tratar de trabajar para él.


Para alguien como McKelvey, él le dijo que eligiera una planta y luego fuera a estudiarla. Y la planta que ella eligió fue la lila, la Syringa. Y ella, en sus estudios, terminó produciendo una monografía que tiene fácilmente dos pulgadas de grosor, llena de información sobre lilas, sobre todas las especies y diferentes variedades, que todavía es una fuente reconocida y utilizada hoy por los botánicos.


Además de ser un lugar de educación para las mujeres estadounidenses, incluso ha habido mujeres de China que han venido a estudiar al Arnold Arboretum como parte de su trabajo. La primera fue una mujer llamada Luetta Chen que llegó en la década de 1940 y fue, creo, la primera mujer de China galardonada con un doctorado de la Universidad de Harvard.


Luego fue seguida por Shiu-Ying Hu, quien vino en la década de 1940 y estudió aquí en el Arboreto, recibió un doctorado y luego se quedó y trabajó aquí en el Proyecto Flora de China. Después de que China se cerró al Occidente en 1949, como parte de la Revolución China, ella todavía estaba aquí, y proporcionó un conducto a través del cual los trabajos occidentales de botánica podían ser obtenidos por botánicos chinos.


Ella fue una de las primeras personas en regresar a China, una vez que se abrió nuevamente al occidente en la década de 1970, y terminó viviendo hasta la edad de, creo, 104 años. Tuve el placer de conocerla cuando cumplió 100 años. Seguía siendo brillante, y tenía un brillo en sus ojos, y fue un gran honor para mí conocerla.



La biblioteca tenía una bibliotecaria que trabajó aquí en la biblioteca desde 1909 hasta 1939. Se llamaba Ethelyn Tucker y publicó el primer catálogo completo de los activos de nuestra biblioteca. Ella publicó eso, de hecho, en tres volúmenes. El primero en salir, creo, fue en 1914. Este fue un trabajo importante. De nuevo, es un libro de aproximadamente dos pulgadas de grosor y enumera todos nuestros activos. Más tarde, fue reemplazada por Lazella Schwarten, quien fue bibliotecaria aquí durante unos 20 años. Se retiró, creo, en la década de 1960. Y así, hemos tenido varias damas fuertes que dirigieron nuestra biblioteca. 

Toque aquí para leer las transcripciones.