108. Arce Japonés

Arce (Maple) Japonés

Acer palmatum ‘Burgundy Lace’

Accession 152 - 58*A

Este arce (maple) japonés, traído al Arboreto en 1958, se encuentra en el corazón de la reconocida colección a nivel mundial de arces del Arboreto, un componente clave del paisaje cuidadosamente diseñado por Frederick Law Olmsted. En primavera, el arce japonés produce pequeñas flores de color rojo púrpura. Para el verano, ha producido hojas rojas y puntiagudas. Las semillas aladas de los árboles—llamadas samaras—vuelan en otoño. En invierno, es visible la arquitectura expansiva del árbol es visible.

Escuche a continuación la asociación entre el director fundador Charles Sprague Sargent y el arquitecto paisajista Frederick Law Olmsted, la cual resultó en el Arboreto que ve hoy.

El guardián de las Colecciones Vivas Michael Dosmann, es el jefe del departamento de curaduría del Arboreto. En el siguiente segmento, explica los desafíos—y los placeres—de administrar estos árboles.


Segmento 1:

Usted está frente a la principal colección de maples (arces) en los Estados Unidos de América, y en un paisaje cuidadosamente diseñado por Frederick Law Olmsted.


Cuando Charles Sprague Sargent fue nombrado primer director del Arboreto en 1873, tenía una tarea desalentadora delante de el. Era su responsabilidad diseñar y colocar más de 100 acres de árboles, arbustos y enredaderas.


Se asoció con Frederick Law Olmsted, un prominente arquitecto paisajista, conocido hoy por diseñar Central Park y gran parte del Emerald Necklace de parques públicos de Boston.


Sargent escribió que consideraba trabajar con el renombrado arquitecto paisajista "la mejor fortuna que podríamos tener", y dijo que "no hay nadie a quien le tenga tanta confianza como a Olmsted". Olmsted estableció el sistema de caminos del Arboreto.


Sargent luego trabajó para crear un diseño naturalista que agrupara las plantas relacionadas mientras conservaba aspectos del paisaje existente. Esto ofreció oportunidades de comparación para investigadores y visitantes recreativos por igual.


La cuidadosa planificación se extendió a los archivos. Sargent sentó las bases para el riguroso mantenimiento de registros que siempre ha sido un componente crucial de la recolección del Arboreto.


Hoy, la colección de maples del Arboreto está acreditada a nivel nacional por la Plant Collections Network, una colaboración entre la American Public Gardens Association y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América. Su valor de conservación también ha sido reconocido por Botanic Gardens Conservation International.


Al cultivar y administrar una colección casi completa de maples, el Arboreto ayuda a los esfuerzos de conservación en todo el mundo. La colección contiene una amplia variedad de maples—más de 65 especies diferentes—muchas de las cuales son raras o están en peligro de extinción en la naturaleza. 


Segmento 2:

Me llamo Michael Dosmann. Soy el guardián de las Colecciones Vivas.


"Guardián", en sí mismo, es un término un poco esotérico, así que por lo general digo que es lo mismo que curador. Mi papel aquí no es diferente al de curador en el Louvre o curador en el Met o una colección de historia natural o cualquier otra cosa. El curador es el principal defensor y portavoz, administrador, no solo de los objetos de la colección, sino también de toda la información adjunta. También asegurándose de que sean totalmente accesibles para cada persona, ya sea un miembro del público o un académico. Y así, mi papel aquí en el Arboreto es principalmente asegurarme de que estamos armando una colección que sea diversa, que satisfaga las necesidades de la institución y que use el sombrero de un Explorador de Plantas. Pero, también, desarrollar la colección, y eso significa no solo agregar, sino ocasionalmente eliminar—y tomar decisiones sobre lo que hacemos—qué agregamos, qué restamos, cómo construimos/diseñamos la colección para adaptarla a nuestro necesidades—y luego asegurarnos de documentarlas bien, preservarlas y compartirlas lo mejor que podamos.


En el Arboreto, puede haber mucha jerga, muchas palabras lanzadas por allí. Comenzamos hablando de las "Colecciones Vivas" o de la amplia base, "la colección" de plantas vivas. Y para armarla, salimos y recolectamos cosas. Entonces, tenemos el sustantivo y el verbo. Usamos el verbo para ensamblar el sustantivo.


Entonces, aquí en el Arboreto, tenemos aproximadamente 16,000-17,000 plantas vivas en la colección, si consideras las que están en el vivero—las plántulas jóvenes en el vivero. Y así, esa amplia colección—tenemos casi 2,200 especies de árboles, arbustos, enredaderas y plantas herbáceas ocasionales de todo el mundo templado—es bastante impresionante porque a veces estamos tratando de crecer tanto como sea posible aquí en la algunas veces frígida Nueva Inglaterra. Entonces eso limita, un poco, lo que podemos crecer.



Los maples (areces) son algunos de los árboles más reconocidos en la Tierra. Es un género mundial, al menos en las zonas templadas del norte, en todos los continentes. Y es amado ... la gente, ciertamente, en Nueva Inglaterra adora el color del otoño y, ciertamente, sacar la miel de maple de los maples de azúcar. Aquí en el Arboreto, tenemos cerca de 70 especies diferentes de Asia, Europa y América del Norte, y algunas de ellas son muy comunes, como nuestros maples rojos y plateados que son indígenas del este de América del Norte. Otros están al borde de la extinción en sus tierras nativas en Japón o en China. Y así, esos son los que se han recopilado aquí en el Arboreto. Y debido a esa amplitud de especies, pero también, muchas de esas especies que hemos recolectado no solo una vez, no solo dos veces, sino quizás cuatro o cinco veces diferentes, tenemos mucha profundidad en la colección. Y debido a eso, solicitamos y luego recibimos la acreditación nacional de la Red de Colecciones de Plantas, que es una colaboración conjunta entre la Asociación Americana de Jardines Públicos y el Sistema Nacional de Germoplasma de Plantas del USDA para reconocer básicamente colecciones de plantas en América del Norte bien ensambladas, bien curadas, y bien documentadas. Y así, somos los orgullosos poseedores de la Colección Nacional de Maples.

Toque aquí para leer las transcripciones.