404. Pabellón de Bonsái y Penjing

Pabellón de Bonsái y Penjing

El Pabellón de Bonsái y Penjing del Arboreto alberga la colección de bonsái intacto más antigua del país, con varios árboles de más de 275 años. "Bonsái" y "penjing" son los nombres japoneses y chinos que se refieren a los árboles que se cultivan para que permanezcan pequeños e imiten la forma de los árboles completamente crecidos. El Arboreto adquirió la base de su colección en 1937 con la donación de 30 especímenes de la colección del Larz Anderson, antiguo embajador en Japón. El bonsái y el penjing son inusuales entre las plantas del Arboreto ya que viven en macetas, lo que significa que se pueden mover. Esto es útil durante los fríos inviernos de Boston. Los árboles pasan el período entre noviembre y mediados de abril en las cámaras frigoríficas de los Invernaderos de Dana, que están justo al lado del pabellón.

Steve Schneider es el director de operaciones y participación pública del Arboreto. También es el curador de los árboles de bonsái y penjing. Escuche a continuación para conocer los objetivos de la colección y los retos del manenimiento de estos árboles.


Soy Steve Schneider. Soy el director de operaciones y participación pública aquí en el Arnold Arboretum.


Soy responsable de la supervisión en el departamento de horticultura, que incluye el mantenimiento y la producción de plantas. También manejo la colección de Bonsái y Penjing. Pero también trabajo muy de cerca con las instalaciones, el mantenimiento de las instalaciones, así como el departamento de programas públicos, que abarca la participación de los visitantes, así como la educación de adultos y la educación de los niños. Pero otra gran parte de mi papel aquí es involucrar a la comunidad a nivel de la ciudad de Boston y también a las agencias gubernamentales estatales y federales.


La colección de Bonsái y Penjing en el Arboreto está creciendo. Uno de los objetivos que me he fijado para la colección al heredarla, es obviamente mantener la parte histórica de la colección; es decir, la Colección Larz Anderson. La Colección Larz Anderson fueron las primeras de las plantas en maceta pequeñas en llegar al Arboreto en los años 30, y luego el resto de la colección a la muerte de Anderson llegó al Arboreto en los años 50.


Y desde entonces, ha habido plantas que se han añadido a la colección. Connie Derderian, que fue la primera conservadora honoraria de la colección, que restauró la colección de Anderson en los años 60, fue una muy buena artista del bonsái. Y antes de morir, donó varias plantas al Arboreto, muchas de las cuales aún residen en la colección y se mantienen. Peter Del Tredici, que fue el curador más reciente, tenemos varias de sus plantas que han sido donadas a la colección.


Pero aparte de eso, la colección ha sido bastante estática, y estamos buscando cambiar eso. Así que hace unos tres años presentamos 10 plantas nuevas de un artista local de bonsáis. Su nombre es Martin Klein. Ha sido parte del movimiento de bonsáis de la costa este durante unos 45 años, y Marty donó 10 plantas realmente maravillosas a la colección. Y eso realmente, yo diría que le ha dado a la colección un poco de categoría en términos de llevarla de ser una colección muy estática, una colección de tipo museo, a algo más dinámico, algo que realmente pone vida en las Colecciones Vivas.


Otra forma en que estamos aumentando la Colección de Bonsái y Penjing en el Arboreto es a través de los esfuerzos de conservación mediante la campaña de Colecciones Vivas, que es un esfuerzo de 10 años para reforzar la existencia de nuestra colección viva en las colecciones propiamente dichas. Estamos empezando a aprovechar algunas poblaciones, algunas poblaciones de plantas que son marginalmente resistentes. Y algunas de esas especies marginalmente resistentes están en nuestra lista de conservación. Son especies protegidas o en peligro de extinción que pueden o no funcionar bien en el clima de Boston, pero aún así queremos conservar el germoplasma.


Una cosa de la que nos dimos cuenta fue que podemos usar las propiedades de empequeñecimiento de los bonsáis y el penjing para preservar el germoplasma para aquellas especies que no pueden crecer dentro de las colecciones propiamente dichas.


El público en general nos conoce por nuestra colección de lilas, pero nuestra colección de bonsáis no tiene lilas. Así que estamos en el proceso—es un proceso de cinco a diez años—hemos tomado algunas plantas del vivero, las estamos cultivando, y estamos empezando a entrenar esas plantas en una forma enana de lila.


Así que esperamos poder tener más ejemplos en la Colección de Bonsái y Penjing de plantas que han sido convertidas en bonsái y que también están representadas en el paisaje en su tamaño completo en el suelo, para que la gente pueda comparar y contrastar la diferencia en forma y disposición, y ver que esencialmente se pueden hacer bonsái casi cualquier cosa. No se trata necesariamente de la planta; se trata del tratamiento que recibe.

Toque aquí para leer una transcripción.